Camisea es el proyecto energético más importante del país, consiste en la explotación, transporte y distribución de gas natural y líquidos de gas natural de una de las más importantes reservas de América Latina.

Explotación

El proyecto inicia en la zona conocida como Camisea, en la selva de la región Cusco, de donde se extraen los hidrocarburos para ser procesados en la Planta de Separación Malvinas. En esta planta, se eliminan el agua y las impurezas y además se separa el gas natural seco (metano y etano) de los denominados líquidos de gas natural (LGN).

Transporte

Ambos productos separados parten de la selva en un sistema de transporte por ductos -que consiste en un gasoducto para gas natural seco y un poliducto para los líquidos de gas natural- hasta llegar a la costa.

El gas natural para el consumo nacional es transportado hasta Lima e Ica, donde podrá ser utilizado para fines residenciales, comerciales, industriales, como combustible vehicular, así como para generar electricidad, la misma que luego será distribuida a nivel nacional a través de la infraestructura de transmisión existente en el Perú.

Los líquidos son transportados hasta el departamento de Ica, a la Planta de Fraccionamiento Lobería, donde luego de ser procesados permitirán abastecer al mercado local de GLP y otros productos, además de  constituir una importante fuente de ingreso de divisas cuando los productos derivados de los líquidos del gas natural son exportados.

Distribución

Finalmente en Lima, Callao e Ica se distribuye gas natural a través redes de ductos a industrias; residencia, comercios; establecimientos de venta y despacho de Gas Natural Vehicular; y plantas de generación eléctrica.